Las pymes “sobrevivimos gracias a las herramientas que puso el Estado”

Julián Moreno, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios dijo que “si hubiéramos quedado a merced de la ley del mercado” desaparecía la mitad del sector.

Julián Moreno, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) sostuvo que este año las pymes sobrevivieron “gracias a las distintas herramientas que puso el Estado” porque si quedaban “a merced de la ley del mercado hubieran desaparecido la mitad”, y destacó que “hay una clara intención de generar actividad por el lado pyme” ya que el gobierno le asignó a la secretaría a cargo, para el 2021, un presupuesto 11 veces mayor que el de 2019.

“Teníamos la esperanza de que este año fuese la revancha de los últimos cuatro años, pero nos agarró la pandemia, hubo economía de subsistencia y sobrevivimos gracias a las distintas herramientas que puso el Estado”, indicó el empresario a Va Con Firma.

Y aseguró que “si hubiéramos quedado a merced de la ley del mercado hubieran desaparecido la mitad de las pymes, sufrimos todas, desaparecieron algunas, pero la gran mayoría se sostuvo; y el objetivo del gobierno fue justamente ese, sostener las unidades productivas para que cuando esto repunte, podamos estar produciendo enseguida”.

Moreno destacó la reactivación de “algunas actividades” donde “ya estamos en valores de producción prepandemia”, aunque describió que es “incipiente y muy dominada por los insumos difundidos” como en el caso de la Construcción, ya que “en cuanto levantó un poquito cabeza, los insumos subieron en un mes un 12%”.

“Siempre están las avivadas, las especulaciones y eso requiere un control del Estado fuerte, que es lo que estamos viendo un poco flaco”, apuntó.

Sobre el 2021, Moreno consideró que esperan “que sea un buen año” pero que “depende de un equilibrio muy delgadito, tiene que haber un acuerdo con el fondo y tiene que tratar de controlarse y reducirse la brecha del dólar”, algo que se “está manejando bien”.

“Todo el equilibrio macro es difícil, hay actores pesados que juegan en contra de ese equilibrio, todos los grandes que pugnan por una devaluación”, señaló y agregó que “si todo eso se sostiene, el año que viene va a ser de un crecimiento interesante”.

A pesar de esto, Moreno aclaró que “para que no sean cuatro años de sufrimiento hay que aplicar herramientas redistributivas y eso implica pelearse con los que más tienen; y eso nunca es fácil”.

En cuanto al presupuesto para el año que viene, el titular de la entidad que agrupa a las pequeñas y medianas empresas, destacó que el monto asignado a la secretaría pyme es 11 veces mayor que el de 2019 y aseguró que “hay una clara intención de generar actividad por el lado pyme porque todos sabemos que es el sector más dinámico, y si hay que meterle pata a la reactivación es por el lado de las pymes”.

Economía del conocimiento y ley de Góndolas

El Ejecutivo reglamentó la ley de Economía del Conocimiento, que busca promover nuevas tecnologías, generar valor agregado, fomentar el empleo de calidad, y aumentar las exportaciones de empresas que se dediquen a la industria del software; la nanotecnología; la biotecnología; las industrias audiovisual, aeroespacial y satelital; la ingeniería para la industria nuclear y la robótica, entre otras actividades.

“Es una ley importante para todos, si en los años ´40, ´50, Argentina se distinguió del resto de los países de América Latina por su industrialización, creo que hoy es el momento de las economías del conocimiento; es el paso inicial de un desarrollo diferenciador”, indicó Moreno y agregó que “son actividades que generan mucho valor agregado y demandan al sistema educativo mano de obra capacitada y arrastra para arriba: mejor capacitación, mejores salarios, más mercado interno, más actividad y más pymes”.

De acuerdo al presidente de la entidad, hay alrededor de 6.000 pymes que se dedican a estas actividades cuyo insumo principal es el conocimiento, que “es un sector de la economía que aporta valor agregado y es lo contrario a la primarización en la cual vivió nuestro país tantos años”.

En cuanto a la ley de Góndolas, Moreno la consideró “importante porque el hecho de fraccionar la góndola y evitar que un monopolio la ocupe de punta a punta ya es algo; y para luchar contra la pobreza, hay que atacar los monopolios, los grandes multinacionales, los que manejan el mercado y son formadores de precios”.

“El problema es que todavía nos falta atacar los insumos, porque si repartimos la góndola de las cervezas por ejemplo, pero los insumos para producirla la manejan los mismos que manejan el mercado de cerveza, los que hacen cerveza artesanal tienen que morir en los proveedores que están manejados por las grandes cerveceras, y se hace muy difícil competir”, explicó el empresario.

Y destacó que “hay que seguir acompañando con medidas para atacar los monopolios, no solo frente al consumidor final sino también toda la cadena de insumos”.

Diego Colao
diegocolao@hotmail.com