Kicillof pide el traspaso de la autopista Presidente Perón para poder terminar la obra


Katopodis y Cascallares se reunieron con Guillermo Francos para que la obra pase a la provincia. Lo mismo ocurre con la continuación de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Axel Kicillof quiere que Javier Milei traspase a la órbita de la provincia la autopista Perón y la continuación de la autopista Buenos Aires-La Plata a través de Berisso y Ensenada, hasta la ruta 11.

Este jueves, el ministro de Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis, mantuvo una reunión con el flamante Jefe de Gabinete, Guillermo Francos, donde se habló reactivar algunas obras y provincializar otras. También estuvo en la reunión el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares y el ministro de Seguridad, Javier Alonso.

Transferir una obra no es una trámite exprés. En muchos casos hacen falta leyes que deben ser aprobadas por el Congreso y una discusión -siempre compleja- por los fondos. Quienes entienden de estos temas aseguran que en el medio existen infinidad de cuestiones legales.

La autopista Perón es el tercer anillo de circunvalación del AMBA (el primero es la General Paz, el segundo es la ruta 4 y el cuarto es la ruta 6) y atraviesa 12 municipios.

Es una de las obras más complejas de la provincia toda vez que se trata de una traza nueva de 83 kilómetros sobre una zona semiurbana. Los trabajos incluyen en muchos casos la expropiación de terrenos y la instalación de varios puentes y distribuidores, uno de los puntos más delicados y costosos de una nueva ruta.

De los 83 kilómetros de extensión proyectados, durante la gestión de Mauricio Macri se hicieron 11 y durante el gobierno de Alberto Fernández se avanzó con otros 41. Restan 31 kilómetros que son los que quiere hacerse cargo Kicillof.

Trazado de la autopista Perón.

La obra está planificada en cuatro tramos que avanzan por separado y de manera independiente. Incluye la construcción de banquinas, colectoras, distribuidores, pasos a nivel, iluminación, señalización horizontal y vertical, y la construcción de 35 puentes sobre cauces y calles internas.

Los primeros kilómetros inaugurados durante la gestión de Gabriel Katopodis como ministro de Obras Públicas quedaron en el recuerdo por una fuerte tormenta de viento que se desató justo en el momento del acto. Era octubre de 2021 y faltaban días para las legislativas.

En tanto, la extensión de la autopista La Plata-Buenos Aires, es un proyecto demorado pero de vital importancia para tres intendentes muy cercanos a Axel Kicillof: Julio Alak (La Plata), Mario Secco (Ensenada) y Fabián Cagliardi (Berisso).

Gabriel Katopodis en la inauguración de un tramo de la autopista Perón.

 

La autopista que une la Ciudad con la capital provincial termina en la bajada de Diagonal 74. El proyecto contempla una continuación hacia el sur a través de Ensenada y Berisso para unirse a la ruta provincial 11 que bordea la Costa Atlántica hasta Miramar.

La nueva traza entre la bajada de la autopista y la ruta 11 son apenas 11 kilómetros, con la misma dificultad de la autopista Perón: se trata de una zona semiurbana.

El proyecto es clave para reactivar el Puerto La Plata, especialmente la terminal de contenedores de TecPlata. Se sabe que los accesos a esa terminal son el Talón de Aquiles para que los contenedores puedan salir y llegar al puerto sin mayores problemas. Hoy el acceso al puerto colapsa el tránsito de la avenida 122, el límite entre La Plata con Berisso y Ensenada.

La ampliación de la autopista se inició en diciembre de 2013 y se paralizó en junio de 2018 -con un avance físico del 7%- por una medida cautelar, que ordenó la interrupción de los trabajos hasta tanto se informara su impacto ambiental. Luego se reactivó en mayo de 2021 pero se volvió a paralizar con la llegada del gobierno de Milei.

La obra prevé la construcción de 11 kilómetros de autopista urbana en traza nueva, un viaducto sobre canal de seguridad, la ejecución de dos puentes, 97 alcantarillas y obras hidráulicas para el drenaje de agua.