Gray recorrió con Zabaleta y Facundo Moyano una textil afectada por la fuerte caída de la actividad

Se trata de una empresa que está trabajando al 20% de su capacidad productiva. «Es alarmante ver el desplome de la producción industrial», dijo el intendente de Esteban Echeverría.

«Esta empresa familiar de tres generaciones se encuentra afectada por las políticas económicas implementadas por el Gobierno y tuvo que reducir el personal y la producción en los últimos dos meses. En este momento está trabajando al 20% de su capacidad productiva», dijo Gray.

Acompañado por el presidente de Galfione y CIA, Luciano Galfione, y Federico Martelli, director ejecutivo de la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (CEPREB), Gray dijo que «es alarmante ver el desplome de la producción industrial en los últimos meses. Esto se ve reflejado por la apertura de las importaciones, la caída del poder adquisitivo y del consumo, y los constantes aumentos en los servicios básicos como la luz, el gas y el agua».

«En los últimos años, esta empresa hizo una gran inversión. Duplicaron los puestos de trabajo y aumentaron la producción, pero hoy se encuentra muy afectada por la caída de la actividad económica», resaltó el intendente.

Y agregó: «Argentina necesita políticas públicas a mediano y a largo plazo que le den previsibilidad a las empresas para que tengan crédito y puedan seguir produciendo, invertir y generar más puestos de trabajo».

Por su parte, Zabaleta dijo: «Hay que construir modelos de gestión que no sean tan personalistas, que tengan más que ver con la necesidad de cada empresario, como esta fábrica que invierte y genera trabajo. Estamos viendo un gobierno que está más atento a cuánto está el dólar y las acciones, y, por el contrario, la Argentina crece cuando hay generación de empleo».

 Argentina necesita políticas públicas a mediano y a largo plazo que le den previsibilidad a las empresas

En tanto, Facundo Moyano remarcó: «Las recetas que plantea el Gobierno nacional ya son conocidas. Necesitamos una propuesta que cuide el trabajo argentino, un Estado que regule y controle, pero que no limite. Un Estado que potencie».

«Esta crisis que atraviesa Argentina, posiblemente se vaya a profundizar con más despidos. Hay que salir de este laberinto por arriba, con propuestas que contengan la crisis sistémica del mercado laboral y protejan el trabajo argentino», finalizó Moyano.

Galfione y CIA se fundó en la Ciudad de Buenos Aires en 1947 como una pequeña fábrica de medias. Con el paso del tiempo, la empresa evolucionó hacia la producción de hilados texturizados de fibras sintéticas.

Hoy es una compañía nacional referente en el mercado textil y cuenta con tres plantas industriales, dos en la Capital Federal y otra en La Plata. Su capacidad anual de producción alcanza 4.200 toneladas de hilado fino.