Los cambios en retenciones ponen en riesgo 450 mil empleos/ Los bodegueros, en pie de guerra

Bodegas de Argentina, la cámara empresaria que nuclea a más de 250 bodegas y proveedores de todo el país expresó su preocupación por la decisión del gobierno de Milei de pasarles de 0 a 8 por ciento las retenciones a las exportaciones del sector.


«Si bien el tipo de cambio mejora las expectativas para la exportación, la retención del 8% dejaría al sector en una situación peor a la de antes y no sería para nada alentadora», aseguraron. Y agregaron que «mano de obra intensiva, marca país, agregado de valor y balanza comercial positiva para la Argentina, son atributos que se verían seriamente lesionados». 

Asimismo, destacaron que «la devaluación, acompañada de mayor impuesto PAIS para las importaciones y algún tipo de derechos para exportar, impactan de lleno en la rentabilidad del sector que está transitando la mayor caída de sus exportaciones de los últimos 10 años». Y agregaron que esta decisión del gobierno de Milei «pone en riesgo los más de 450 mil empleos directos e indirectos que genera a lo largo y a lo ancho del todo el país».

“Esperamos que no se concrete. No existe fundamento alguno para aplicar una retención, cualquiera sea el porcentaje, a los productos del vino. En lo que va del año tenemos caídas de ventas históricas y estamos perdiendo los mercados que tantos años e inversión nos costó construir. Retenciones, falta de pagos a nuestros clientes y proveedores, falta de acuerdos internacionales, encarecimiento de las importaciones con mayor impuesto país, nos excluyen del mundo y nos sorprende que se quieran aplicar retenciones a una industria de economías regionales, con más de 450 mil empleos, que ha sido ejemplo de inserción internacional, con agregado de valor y una de las mejores balanzas comerciales para nuestro país”, aseguró ante este diario Milton Kuret, Director Ejecutivo de Bodegas de Argentina