Escándalo entre intendentes de Juntos: el electo denuncia que su antecesor se llevó la plata de los sueldos

El macrista Diego Reyes denunció que el radical Facundo Castelli se fue de Puán y antes transfirió a su partido los fondos para pagarle a los municipales.

Reyes (PRO) le ganó la primaria de agosto a Castelli (UCR) y lo desbancó del municipio después de tres mandatos. Pero aparentemente el derrotado se fue de Puán y no hay manera de concretar el traspaso de mando. La razón sería una maniobra con los fondos municipales.

«Fueron 83 millones de pesos de crédito en concepto de devolución de aportes, los cuales sacó por decreto. La Justicia determinará si es delito, vamos a poner todas las pruebas. Me preocupa la situación de los empleados municipales porque no se canceló el descubierto y terminará cayéndose la herramienta financiera. Tendremos además un saldo en negativo», dijo el intendente a La Brújula 24.

«Recibieron, en los últimos días de noviembre, un ATP 120 millones de pesos para disminuir en parte el descubierto. Si no hubiesen transferido el dinero a otra cuenta, el acuerdo bancario estaría en cero y nos permitiría usar la herramienta. La gente hoy no puede cobrar, esa es mi principal preocupación, las facultades psíquicas del intendente saliente las determinará un profesional y también actuará la Justicia», completó Reyes.

Según el citado medio, Castelli pidió licencia el miércoles por motivos de salud y en las viviendas que tiene en Puán no hay movimiento. Una versión indica que podría estar en Bahía Blanca, aparentemente atravesando una situación psiquiátrica.