PRO y libertarios exploran acuerdos en el conurbano y bastiones bonaerenses


Reacomodamientos legislativos en distritos sin tierra. Intendentes amarillos dan señales a Milei y negocian con futuros concejales de LLA.


Mientras las negociaciones con el peronismo habilitadas por Javier Milei tensan la relación del presidente electo con Mauricio Macri por la conformación del próximo gabinete, el reflejo del acuerdo de fiscalización durante el ballotage abrió canales de diálogo entre el PRO y La Libertad Avanza en municipios del conurbano y el interior bonaerense.

La atomización opositora en varios distritos gobernados por el peronismo hizo que la novedosa irrupción de los libertarios en los concejos deliberantes sea una oportunidad para que armados PRO, debilitados tras esta elección, exploren acuerdos para conservar gravitación legislativa.

En Junín, el candidato libertario durante la última elección, Javier Souto, dijo que «está descontado» el acompañamiento de su espacio a la gestión del reelecto intendente macrista Pablo Petrecca, que olvidó viejas alertas sobre Milei y saludó en redes al presidente electo, sin antes mencionar el aporte de los fiscales que puso su espacio.

La Libertad Avanza tendrá dos bancas en la próxima conformación del Concejo juninense y, en el ambiente político local, creen que pueden ser valiosas para destrabar proyectos áridos promovidos por la comuna.

En Nueve de Julio, previo a las generales, eran fuertes los cruces entre el PRO y LLA pero, post ballotage, voces de Juntos consultadas por LPO aseguran que «ahora hablan» y que «hay negociaciones».

El PRO retuvo esa comuna, que paso de Mariano Barroso a María José Gentile. El Concejo allí será variopinto: 6 del PRO, 5 del peronismo, 4 radicales, dos libertarios y un monzoista. Con las tensiones vigentes con la UCR, el macrismo apuesta a consolidar un entendimiento con LLA.

En Mar del Plata, durante la campaña, los concejales libertarios presentaron una seguidilla de pedidos de informe que abrían sospechas sobre la gestión de Guillermo Montenegro en distintos frentes.

Pero, hacia la segunda vuelta, aunque el intendente PRO mantuvo un perfil neutral, los libertarios le reconocieron un «aporte importante» en materia de fiscalización. Eso aminoró la tensión, aunque no desapareció por completo.

El referente de LLA en el distrito, Alejandro Carrancio, llegó al Concejo en 2019 bajo la lista de Montenegro. Pero la ruptura de su por entonces referente, Lucas Fiorini (ahora alineado con Fernanda Raverta) hizo que Carrancio se separe del bloque oficial.

Ahora, electo diputado provincial por la Quinta sección, Carrancio deja el deliberativo pero los libertarios tendrán su bloque local que, frente a una bancada peronista robusta, puede ser decisivo en el debate de temas escabrosos.

En el entorno de Montenegro señalaron a LPO que el trabajo conjunto durante la segunda vuelta con los libertarios generó un acercamiento, por lo que confían que las críticas a la gestión local «de a poco se van a ir corrigiendo».

En el entorno de Montenegro destacan la amistad del intendente marplatense con dos miembros del futuro gabinete de Milei:  Gustavo Morón y Guillermo Ferraro.

«Es cuestión de tiempo y de que se sienten a tomar un par de cafés. Eso podría ayudar a descomprimir la situación», dijo a LPO un dirigente local del macrismo. Quienes conocen a Montenegro, aseguran que no habrá problemas para que esos cafés se puedan dar.

Por lo pronto, mencionan que el intendente marplatense mantiene «una amistad» con dos miembros del futuro gabinete de Milei: Gustavo Morón y Guillermo Ferraro.

En el conurbano, LPO adelantó la semana pasada el entendimiento en el plano legislativo entre el último candidato PRO en Pilar, Sebastián Neuspiller, y la concejal libertaria Solana Marchesan. Este miércoles, ambos votaron en contra de la tarifaria-fiscal girada por el intendente peronista Federico Achával.

 

En Moreno, dirigentes PRO consultados por este medio admitieron que se trabaja en la consolidación de un bloque con los tres concejales que asumieron por Milei. A priori, las negociaciones más avanzadas las hacen desde el sector donde reporta la concejala Florencia Asseff.

En General Rodríguez, en tanto, el exintendente y actual concejal Darío Kubar, señaló a medios locales que existe la posibilidad de hacer un interbloque con los libertarios en el deliberativo.

Un esquema similar no descartan en Bahía Blanca, donde asumirá el peronismo Federico Susbielles y Juntos por el Cambio se reconfigura tras una dura interna que desembocó en la pérdida del municipio. Allí, se contempla la posibilidad de un interbloque entre el ritondismo y los libertarios, que se ubicaron en segundo lugar durante las generales.