Milei elige a un hombre de Paolo Rocca y Macri pierde la batalla por YPF

Horacio Marin, cuadro estrella de Tecpetrol, asumirá como presidente y CEO de la compañía. Macri quería imponer a Iguacel. El secretario de Energía será Eduardo Rodríguez Chirillo.

El nuevo presidente y CEO de la compañía estatal será Horacio Marin, actual director de Exploración y Producción de Tecpetrol, la petrolera de Techint.

El éxito de Fortín de Piedra es la medalla más importante de Marin, que tiene 35 años de experiencia en Tecpetrol. Su designación cayó muy bien la industria por el perfil de Marin y por la idea de volver al esquema unificado de presidente y CEO de YPF.

La designación de Marin es la primera gran derrota de Macri en el reparto de cargos del gobierno de Milei, ya que YPF era una de las grandes obsesiones del ex presidente

Ese esquema funcionó muy bien durante la gestión de Miguel Galuccio, pero fue desarmado por Macri. Alberto Fernández mantuvo la división con un presidente de perfil político y un CEO de perfil técnico, algo que trajo algunos problemas operativos. En el sector destacan que Marin tendrá mucho más poder en el manejo de la empresa y un perfil mucho más ejecutivo.

La designación de Marin es la primera gran derrota de Macri en el reparto de cargos, ya que YPF era una de las grandes obsesiones del ex presidente. Desde antes de las PASO Macri apostaba a que la empresa quede en manos de Javier Iguacel, un dirigente de su confianza y que fue ministro y secretario de Energía durante su gobierno.

Milei elige a un hombre de Paolo Rocca y Macri pierde la batalla por YPF

Fuentes al tanto de la pulseado indicaron que hasta ayer Macri empujó a Iguacel, que incluso fue mencionado por el propio Milei como un posible integrante de su equipo. Pero esa posibilidad ahora aparece muy en duda teniendo en cuenta que también ya se ha elegido al nuevo secretario de Energía.

Con la designación de Marin el presidente electo se inclinó por dar un fuerte gesto al mercado en su objetivo de revalorizar YPF para en un futuro privatizarla. En el comando libertario creen que el valor de mercado actual de la empresa es ridículamente bajo por el contexto actual de Argentina, pero en los próximos meses irá en aumento.

Macri creía que todo ese proceso abría la puerta a grandes negocios especialmente con sus socios del mundo árabe, a quienes como reveló LPO fue a buscar para conseguir financiamiento para el nuevo estadio de Boca.