La iniciativa se enmarca en el plan Luján Libre de Drogas y tiene como objetivo fortalecer el acompañamiento y la atención oportuna del consumo problemático de estupefacientes.

En este sentido, los Hogares de Cristo son centros comunitarios que brindan una respuesta integral a personas que atraviesan situaciones de vulnerabilidad social y/o consumos problemáticos de sustancias psicoactivas.

“Acompañamos profundamente la decisión del Intendente de poner en marcha un plan integral que brinde respuestas a quienes sufren el flagelo del consumo problemático. Es una preocupación compartida y un objetivo concurrente. Y la expresión de este compromiso es la apertura de un Hogar de Cristo, que no podía faltar en la ciudad de María”, expresó por su parte el Arzobispo Jorge Scheinig.

 

Participaron de la firma del convenio los sacerdotes Claudio Mosca, Ricardo Rodríguez y Juan Manuel Andriola, de las Parroquias Sagrada Familia y San Cayetano, Marcelo del Campo, representante de la Federación Hogares de Cristo, Agustín Espínola, futuro coordinador del centro barrial, la concejal Eva Rey, coordinadora del Plan “Luján Libre de Drogas”, Abel Rausch, Secretario General de la Intendencia, y Matías Fernández, Jefe de Gabinete