Los tres están invitados y disponen de un espacio en el cronograma del evento que se realizará hasta el viernes en el Sheraton Hotel de la ciudad balnearia.

Las propuestas de los tres espacios revisten interés para el auditorio pensando en el futuro de la economía nacional, pero la mayor expectativa está en la presencia de Milei, quien salió mejor posicionado en las PASO del 13 de agosto, pero no termina de seducir a las mayorías empresariales.

Pese a ello, el candidato de LLA viajará a Mar del Plata, pero no asistirá al Coloquio  IDEA, según confirmaron a Tiempo desde su entorno. En cambio, encabezará un almuerzo con empresarios en un hotel marplatense, evento que por estas horas organiza uno de sus asesores más cercanos, el banquero Juan Nápoli.

El organizador está a cargo de la agenda de la reunión y tiene la misión de asegurar una asistencia de hombres y mujeres de negocios lo más sólida posible tanto cualitativa como cuantitativamente.

Los potenciales invitados estarán en Mar del Plata para participar del Coloquio IDEA, y la tarea de Nápoli consistirá en lograr que los más importantes se trasladen al encuentro con Milei, que pasaría a convertirse, si la convocatoria es exitosa, en una suerte de contra-coloquio.

El rechazo

Cuando se preguntó por las razones del desplante, el entorno del candidato no hizo referencia al Coloquio IDEA directamente, pero definió el almuerzo con empresarios como un evento “paralelo”.

El foro corporativo del Sheraton es de por sí el más importante del año en términos de organización, esponsoreo, visibilidad, extensión y convocatoria de referentes empresariales, políticos y de la sociedad civil, y por su propia relevancia puede ser más importante que las figuras invitadas.

Por si eso fuera poco, la edición 2023 se proyecta con récord histórico. Desde IDEA contaron que a última hora del viernes seguían acreditando asistentes que pagaban entre $ 350 mil y $ 600 mil por una matrícula que no incluía traslado ni alojamiento.

Además, la preceden otros importantes eventos empresariales en los que el paso del candidato dejó balances con más interrogantes que certezas.

Y también son recientes las manifestaciones de entidades como la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y el Grupo de los Seis (G6), que cuestionaron ejes fundamentales de la propuesta de LLA, como la idea de dolarizar la economía, o la de limitar la inversión pública.

Proximidad

La alternativa de Milei sería en los hechos una opción por un encuentro de características más acotadas, en un ambiente tranquilo y controlado, que lo tendría en el centro de atención, con su propia agenda, en un virtual cara a cara con dirigentes a los que necesita llegarles rápidamente en la cuenta regresiva de las elecciones.

El desafío es importante. En el off the record, son enorme mayoría los dirigentes de empresas que se reconocen preocupados porque no tienen acceso a los referentes económicos ni a los asesores que rodean al candidato opositor, y por lo tanto, carecen de información sobre la letra chica de su plan de gobierno, y de toda posibilidad de ejercer algún tipo de influencia en el diseño de las políticas que se podrían venir desde diciembre en un eventual gobierno de LLA. Para los mismos dirigentes, las alternativas de Massa y Bullrich no resultan mejores, pero al menos tienen antecedentes de gestión y rostros de funcionarios y asesores versados en la tarea política con los que pueden tener un feedback que aporte a reducir los altísimos niveles de incertidumbre.