Hubo acuerdo con los intendentes y la Legislatura vota el jueves el presupuesto de Kicillof

Malestar en un sector del Frente de Todos por la rapidez de los consensos. La clave de la negociación pasó por el fondo para obras municipales.


El gobierno de Axel Kicillof llegó a un acuerdo con intendentes de la oposición y esta semana la Legislatura bonaerense votará el presupuesto 2023. La clave de la negociación pasó por el monto para un fondo de obras municipales que se encargarán de ejecutar los alcaldes en sus distritos.

una negociación distinta a la de los años anteriores. Esta vez, Kicillof entendió que -sin mayoría propia en la compleja Legislatura- el camino más rápido para tener aprobado el presupuesto y la Ley Impositiva era escuchar y receptar las demandas de la oposición. Lejos quedó aquella estrategia de 2019, cuando el Gobernador envió un proyecto un 24 de diciembre por la tarde y pidió que se aprobara el 26.

Según trascendió, el acuerdo alcanzó la semana pasada pero se decidió comunicarlo a partir de anoche. Este lunes, las partes cruzaron algunos llamados por teléfono, pero no se reunieron para definir los últimos puntos. No hacía falta.

El éxito de la negociación causó incluso sorpresa en un sector del Frente de Todos que mostró cierta preocupación por el avance de los acuerdos en el mismo momento que la Justicia condenaba a Cristina Kirchner.

La llave pasó por el fondo para los municipios. Los intendentes comenzaron pidiendo 83.000 millones. Luego bajaron a 70.000 y luego a 60.000. Finalmente cerraron la negociación aceptando 57.500 millones.

En paralelo, el gobierno fue subiendo la oferta desde el número inicial. Comenzó ofreciendo 32.000 millones, luego 52.000 y luego 53.000. Este martes aceptó llegar a 57.500 millones.

El acuerdo alcanzó la semana pasada pero se decidió comunicarlo a partir de anoche. El éxito de la negociación causó incluso sorpresa en un sector del Frente de Todos que mostró cierta preocupación por el avance de los acuerdos en el mismo momento que la Justicia condenaba a Cristina.

A esa cifra se sumarán 2.500 millones para compensar, vía Adelantos del Tesoro Provincial (ATP), lo que se perdió durante este año por las demoras en los pagos del fondo para obras municipales acordados en diciembre del año pasado. Esa cifra solo será para los municipios gobernados por Juntos.

Ese es un viejo reclamo de los intendentes de la oposición y que generó una fuerte resistencia por parte del gobierno de Kicillof. Finalmente el Gobernador cedió en ese pedido y aceptó transferir ese monto para compensar en parte lo que se perdió por inflación.

Otro punto central en la negociación fue el plazo para recibir esos fondos. Los intendentes no quieren que la inflación termine licuando esos montos. En la reunión de este martes de estableció un 30% del total como adelanto, otro 10% al inicio de las obras y el resto contra presentación de los certificados. Sin embargo, esto será parte de las negociaciones hasta minutos antes de la sesión del jueves.

La idea del Frente de Todos es aprobarlo este jueves en ambas cámaras. El peronismo no tiene mayoría propia por lo que necesita de un acuerdo con la coalición opositora Juntos para conseguir el quórum en el Senado.

Respecto de la Ley Fiscal e Impositiva, la oposición exigió algunos topes que no estaban incluidos en el proyecto original. Por caso, en Automotores se fija un tope de entre 8 y 12 millones, al 80%. En el Inmobiliario Edificado, se incorpora una escala más al tope del 75% y en el Inmobiliario Baldío y Rural se topea todo al 75%.

Además, se vuelve a prorrogar el préstamo que la provincia giró a los municipios en 2020 para hacer frente al coronavirus. Ese créditos siempre generó diferencias entre los alcaldes y el Gobernador toda vez que este recibió el dinero desde Nación -sin necesidad de devolverlo- pero se lo prestó a los municipios con interés de por medio.