En esta primera instancia de relevamientos, que podría comenzar muy en breve, las inspecciones se centran a la disposición en góndola de productos de las categorías de alimentos, bebidas, higiene personal y artículos del hogar que deben presentar, para cada categoría, al menos cinco proveedores y que ninguno de ellos ocupe más del 30% del espacio, manifestaron las fuentes del Ejecutivo.

Además, las micro y pequeñas empresas deben tener garantizado, en conjunto, un 25% del espacio mientras que los productos de cooperativas y mutuales de la economía popular y productores de la agricultura familiar, campesina e indígena deberán gozar un mínimo del 5%.

“El nivel de cumplimiento es muy bajo y el gobierno tiene que atacar el problema; a los grandes formadores no les interesa ningún plan que deje al descubierto cuánto ganan en la Argentina”, relataron desde una cadena provincial cuyo diagnóstico coincidió con dos mayoristas y establecimiento industrial.

Democratizar góndolas

«Nuestro objetivo es democratizar las góndolas para encontrar más productos, más marcas, y que cada vez haya más pequeñas, medianas y micro empresas de todo el país que puedan acceder a vender sus productos en los supermercados», señalan en el Palacio de Hacienda, donde ahora reporta el secretario de Cpmercio, Guillero Hang.

«Estamos focalizados en cuidar el bolsillo de las y los argentinos, por eso esta ley promueve empoderar a las y los consumidores que ahora van a contar con mayores herramientas para hacer una compra consciente, visualizando de manera sencilla cuál es el precio más bajo de cada producto», agregan.

Estantes calientes

En esta etapa se fiscaliza que el producto más barato de cada categoría debe estar ubicado en un espacio equidistante entre el primer y el último estante, y debe contar con una cartelería que indique la leyenda «Menor precio por unidad de medida, según establece la Ley 27.545».

A su vez, se está trabajando en conjunto con las provincias y las autoridades de los supermercados «para que todas las jurisdicciones cooperen en el control y cumplimiento», ya que «para garantizar la aplicación de la ley es necesario la labor mancomunada», platean cerca de Hang.

En este sentido, ya están programadas capacitaciones destinadas a los referentes locales y los cuerpos de inspectores de cada provincia, con el objetivo de que puedan colaborar en hacer cumplir la ley de la mejor manera.

Francisco Martirena

BAE