“Escuchamos el mensaje del pueblo. Y desde mañana comenzamos a trabajar para dar vuelta el resultado en noviembre”, fue el mensaje central del presidente.

El jefe de Estado agradeció a la militancia. “Todos valoramos la democracia. Cuando el pueblo se expresa, para nosotros es un dato que tomamos muy en serio y que acatamos”.

El mandatario sostuvo que a pesar de la pandemia, el gobierno pudo “postergar esta elección y con eso pudimos vacunar a 12 millones de personas más antes de la votación”.

Al momento de la autocrítica, Fernández reconoció: “Algo no habremos hecho bien para que la gente no nos acompañe como esperábamos que lo hiciera. Evidentemente hay errores que hemos cometido.  Hay una demanda en los votantes que no hemos podido resolver”.

“Todos los que estamos aquí queremos la felicidad de nuestro pueblo. Estas PASO para nosotros son un dato que vamos a escuchar y a partir de mañana vamos a trabajar para cambiar lo que sea necesario”. El presidente retomó la lectura de que en el país hay “una disputa dos modelos de país. Mañana empieza la campaña. Tenemos que ganar la elección de noviembre. Tenemos un compromiso con la Argentina, más salud pública, más educación pública. Escuchamos el mensaje del pueblo y sabemos que hay demandas que no supimos satisfacer”.